Dedicarnos a lo que realmente nos gusta depende en gran medida de nosotros mismos y para conseguirlo, lo primero que tenemos que hacer es formarnos en ello. Hoy hablamos con Aroa Mateo Garcia una de nuestras alumnas del curso de Auxiliar Técnico Veterinario, que está realizando sus prácticas profesionales en la Clínica Veterinaria El Bosque, y cada día está más cerca de conseguir su sueño ¡Querer es poder!

¿Qué significan los animales en tu vida?

Me gustan desde pequeña, siempre he tenido animales. Siempre he tenido muy claro que me quería dedicar a este mundo y cuando he podido permitírmelo económicamente lo he hecho.

¿Por qué decidiste estudiar el Curso de Auxiliar Técnico de Veterinaria en Grupo Aranda Formación? ¿Qué es lo que más te ha gustado del curso?

El motivo es que me encantan los animales y el centro que tenéis en Alcorcón estaba muy cerca de mi casa. Cuando me informaron del curso, me pareció bastante completo así que me decidí a estudiar con vosotros.

Lo que más me ha gustado del curso es la parte práctica y la relación con los compañeros ya que nos llevábamos muy bien todos.

¿Qué destacarías de toda tu formación en la Escuela de Veterinaria?

De la parte teórica que aprendí (en una charla que nos dieron sobre lobos) destaco algo del mundo animal que me sorprendió mucho y es que los perros ven en color como los humanos y no en blanco y negro como yo pensaba.

Son muchas las salidas laborales que tiene el curso que estás realizando ya que puedes trabajar en hospitales, clínicas veterinarias, criaderos… ¿en qué ámbito te gustaría trabajar?

A mí me gustaría trabajar en una clínica veterinaria y hospital. Me gustaría trabajar en un hospital porque hay pacientes más críticos que tratar y ves casos diferentes a los que ves en una clínica.

Estás realizando las prácticas del curso en la Clínica Veterinaria El Bosque, ¿cómo está siendo la experiencia? ¿qué es lo que más te está gustando de las prácticas?

Esta siendo una experiencia muy positiva porque no solo se ven perros y gatos. He podido tratar con hurones, conejos, una pogona (qué es un lagarto), pájaros…

Lo que más me gusta es que veo mucha variedad de animales, y por supuesto todo lo que hago: ayudar a los veterinarios, hacer pinchazos subcutáneos, intramusculares, asistir en quirófano…

¿Qué consejo le darías a todas esas personas que no se deciden a formarse en el mundo veterinario para que lo hagan?

Yo les diría que si realmente les gustan los animales y su mundo, y no tienen miedo cuando tratas con ellos, se animen y se formen en lo que les gusta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies