Es curioso que en todos los años de docencia impartiendo esta bonita asignatura,  son  principalmente españoles, (tanto adolescentes como adultos) los que tienen más miedo, o quizás mejor dicho, mayor vergüenza, al hablar en un idioma que no es el suyo. Hablar es necesario para aprender inglés.

Muchos tenemos miedo a hablar en público incluso en nuestra propia lengua. Si es así, es normal, por tanto, que cuando la lengua no esté a nuestro favor, al hablarla nos sintamos desprotegidos e indefensos.

¿Y por qué? Probablemente porque tememos que se burlen de nosotros, es un miedo escénico a equivocarnos o pronunciar mal.

A veces no nos damos cuenta que somos nosotros mismos, y no los demás,  quienes más atención préstamos a los errores olvidando, de este modo, que la finalidad de una lengua es la comunicación. Así que “échale cara” y utilízala, da igual cuántos errores cometas. En clase ya se irán eliminando poco a poco y aprender inglés será más sencillo.

¿Cómo evitar la tensión o nerviosismo que te crea el usar el inglés?

Practica pues la práctica es la base de todo aprendizaje. Primero hay que partir de la base de que nadie nace sabiéndolo todo y que debemos cometer errores en el proceso. Es en los errores donde aprendemos. Para ello tienes que practicar y mucho..

Cómo practicar cuando no estás en clase  Lee en inglés, lee en voz alta,  ve películas, series, documentales, etc. en versión original,  escucha música en inglés, canta las canciones que te gustan en inglés,  habla con nativos, y si puedes,  viaja ya que la necesidad te obligará a hablar inglés.

  1. Mientras más practiques más confianza tendrás en ti mismo.   Mientras más practiques, más confianza irás adquiriendo en ti mismo y por tanto menos miedo/vergüenza tendrás a la hora de usar el idioma. Para que se entienda bien es igual que cuando intentamos aprender a conducir. ¿Cómo aprender sin practicar, sin tener el volante delante? Se puede aprender mucha teoría con el libro y dominarla como nadie, pero ¿qué ocurre cuando nos enfrentamos a la realidad, cuando nos vemos obligados a salir a la carretera? Pues que todo ese conocimiento no nos será del todo productivo. Si no uso el coche no lo sabré manejar. Sin embargo, mientras más practique con el coche más habilidad cogeré, más normas controlaré y más confianza tendré en mí mismo. Así ocurre con el inglés, si no lo practicas de manera oral, no lo sabrás hablar pero si hablas e intentas comunicarte, más fluidez cogerás, más normas controlarás y pondrás en práctica, y más confianza cogerás en ti mismo, lo que te llevará a perder ese miedo o vergüenza que te bloquea.
  2. Ponte pequeñas metas. No quieras hablar como un nativo desde el primer día, ni te pongas metas tan altas ya que luego te frustrarás si no las alcanzas. Empieza usando frases cortas y sencillas y ve complicándolas y haciéndolas más largas poco a poco.
  3. No te compares con otros. No pienses que el compañero sabe más que tú o que “se le da” mejor. Esto te creará más tensión. Compara tu pasado con  tu presente, es decir, lo que has aprendido desde entonces y esto te llevará a tener más confianza.
  4. Mientras más confianza tengas en ti mismo, mayor será tu aprendizaje. Una vez conseguida esa confianza en ti mismo practicando y sin compararte con nadie, más cómodo te sentirás al hablar en inglés y conseguirás una mayor fluidez. De este modo lograrás lo tan deseado: hablar inglés sin miedo.

¿Conocéis más técnicas para quitarse miedos?

Maria del Carmen Guerrero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies