¿Tenemos claro qué es una enfermedad mental?

Hoy en día, tenemos la tendencia a pensar que cualquier comportamiento extraño o fuera de lo común se debe a una enfermedad mental. Sin embargo, ¿sabemos realmente qué es una enfermedad mental? ¿todos los delitos que se cometen y que, a menudo, vemos en televisión, los cometen solo personas que tienen una enfermedad mental?

Se considera enfermedad mental aquel proceso que provoca en la persona que la padece alteraciones en el pensamiento, en las emociones y en el comportamiento. La persona que padece una enfermedad mental suele ver alteradas alguna o varias de estas áreas. Éstas áreas son: percepciones, sexualidad, conducta alimentaria, el control de los impulsos, la atención, etc…

También suele padecer un sufrimiento enorme, la angustia y el sufrimiento psicológico casi siempre están presentes en este tipo de pacientes.

En la sociedad existen muchos prejuicios con respecto a este tipo de pacientes. Son muy comunes expresiones como “ése está loco”, “menudo pirado”… expresiones peyorativas que denotan el desconocimiento de este tipo de enfermedades y de lo que suponen tanto para quienes las sufren como para sus familiares.

Podríamos hacer una clasificación de las mimas en estos apartados:

  • La depresión.
  • Trastornos psicóticos.
  • Trastornos de la personalidad.
  • Trastornos infantiles.
  • Trastornos de origen orgánico.
  • Trastornos neuróticos.

Dentro de los trastornos neuróticos más frecuentes y más conocidos, se encuentra la ansiedad. Cierto grado de ansiedad es natural en determinadas situaciones. Si la ansiedad que se presenta de forma generalizada y de manera habitual se convierte en un problema para la persona que la sufre. Esta situación merma en gran medida su calidad de vida. Se trata de un sentimiento de angustia que se produce derivado de actividades cotidianas, como el trabajo, relaciones familiares, la propia salud. Esa sensación de angustia no desaparece y es difícil de controlar. Aunque la persona es perfectamente consciente de que nada justifica tan alto nivel de ansiedad. La hipocondría es, por ejemplo, un nivel muy elevado de ansiedad focalizada en la salud, causado por la preocupación, el miedo o la convicción absoluta de estar atravesando una grave enfermedad, todo ello, sin ningún dato que sustente esas ideas.

La depresión es el trastorno psiquiátrico más frecuente después de la ansiedad, y las mujeres son las más propensas a sufrirlo. Las causas para sufrir una depresión no están claras. Parece que existen causas endógenas, del propio individuo, y exógenas, más relacionadas con el entorno.

Entre las más conocidas están:

-Los factores hereditarios

-Los sucesos emocionalmente desagradables, como muertes, divorcios, etc.,

-Cambios hormonales que también inducen variaciones en el humor y estado de ánimo, ejemplo de esto sería la depresión postparto…

-Los efectos secundarios de algunos medicamentos pueden ser causa de depresión

Entre los síntomas están la dificultad para conciliar el sueño, cansancio, apatía, pérdida de peso, poca concentración, falta de apetito sexual, dificultades para expresar emociones o sentimientos de manera adecuada, sentimientos de culpa, y generalmente, tristeza y falta de energía o ganas de disfrutar de la vida y de todo lo que rodea a la persona afectada.

La depresión no aparece normalmente de manera brusca, sino gradual. La duración en el tiempo que puede alcanzar va desde los nueve meses, pudiendo extenderse hasta los dos años. Puede aparecer de manera recurrente en varios momentos de la vida.

Como curiosidad, ¿sabías que la frecuencia de la esquizofrenia es, aproximadamente, la misma que la de la diabetes? ¿Conoces a alguna persona diabética? ¿Y a alguien que padezca esquizofrenia?

Nuria Candea
Profesora de Área de Sanidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies