Publicado el 25 abril de 2017 a las 5:33 pm, por

Cada persona encuentra su verdadera vocación en un momento de su vida, y aunque sea complicado siempre es gratificante conseguir la meta profesional marcada. Para tratar este tema y muchos otros, hoy hablamos con Sergio Molina Magro, alumno del Curso de Cocinero Profesional de la Escuela de Hostelería Aranda Formación.

Después de haber pasado por nuestras cocinas está trabajando en el reconocido Restaurante Essentia y ha conseguido pertenecer a la Comunidad Europea de Cocineros EUROTOQUES, una organización internacional de cocineros que integra a más de 3.500 cocineros de 18 países ¡Enhorabuena Sergio!

¿En qué momento sentiste que tu futuro estaba en una cocina?

No tengo una historia bonita que contar, no me asomaba de pequeño en las cacerolas pero sí que siempre estuve interesado en los platos elaborados. Mis sándwich los hacía en la sartén, hasta que derritiera el queso. Siempre me gustó la cocina, pero nunca pensé que era mi vida; hasta que un día en mi cabeza se formó la idea que me tenía que arriesgar y hacer lo que verdaderamente quería, un trabajo que me llenara. Así me fui de mi trabajo de toda la vida y me apunté en la Escuela de Hostelería Aranda Formación.

Si tuvieras que elegir un tipo de cocina con el que identificarte, ¿cuál sería y por qué?

Según el día que me preguntes, te contaré una cosa u otra. Siempre me gustó la comida oriental, sobre todo sus especias, sus formas de tocar el pescado, el respeto que le tienen, que un bocado de esa cocina sea un orgasmo de sabor, que no todo sea el producto… pero desde que trabajo en un restaurante abogo por defender el producto de cada tierra, sentirse orgulloso y saber aprovecharlo. La gastronomía castellana es top.

Desde tu punto de vista, ¿qué cualidades tiene que tener un buen Chef?

Ser humilde y trabajador, siempre tienes que estar en constante aprendizaje. En los restaurantes hay días malos, pero también muchos días muy gratificantes. Tenemos una profesión que muchos días te dan las gracias por lo que les has cocinado, eso es lo más bonito, que hayan comido bien ¡No me imagino eso siendo dentista!

Te formaste en la Escuela de Hostelería Aranda Formación el Curso de Cocinero Profesional, ¿por qué decidiste formarte con nosotros?

Pues tenía 28 años y no me veía dos años en un instituto. Todos mis conocidos cocineros me animaban y recomendaban hacer un curso tan completo como el de la Escuela de Hostelería Aranda Formación. Fueron 5 meses intensos que toqué mucho producto diferente y muchas técnicas.

Con respecto a la formación recibida, ¿cómo valorarías tu experiencia? ¿Qué es lo que más te gustó?

Magnifica, nunca pensé que en ese tiempo podía evolucionar tanto. El trato de mi profesor, fue increíble. Mi profesor es un profesional con todas las palabras. Sus consejos me sirvieron de mucho y 10 meses después él está disponible cuando quiera, aconsejándome y dándome ideas. El servicio que hacíamos miércoles y jueves, era muy interesante.

Actualmente estás trabajando en el Restaurante Essentia, un espacio gastronómico que ofrece cocina tradicional con un toque vanguardista ¿cómo definirías tu experiencia profesional?

No tengo palabras para describirlo, desde el primer día confiaron en mí y en mi trabajo. Tocamos mucho producto y de calidad; además nos animan a probar técnicas diferentes. Es un restaurante que tenemos diferentes ambientes: salón, gastrobar, salón de bodas, destinado para todos los públicos y que estamos teniendo una buena aceptación.

Formas parte de la prestigiosa la Comunidad Europea de Cocineros EUROTOQUES, una organización internacional de cocineros que integra a más de 3.500 cocineros de 18 países entre los que hay que destacar a Juan Mari Arzak o Pedro Subijana entre otros ilustres cocineros, ¿cómo estás viviendo esta excepcional experiencia?

Pues llevo bastante poco y solo he podido estar en el V Congreso de Castilla la Mancha de Eurotoques, pero solo el hecho de estar con 60 cocineros Top en la gastronomía manchega, conversar con ellos, la posibilidad de hacer stages en grandes restaurantes, poder comer con ellos y que te traten como un igual…es magnífico.

A modo de despedida, ¿qué consejo le darías a todas las personas que están comenzando en el sector de la hostelería para motivarles?

Pues que sean persistentes y que sigan siempre para adelante. Y que es más importante saber hacer lentejas, que esterificaciones ¡Siempre hay que estar actualizándonos y aprendiendo de todo!

¿Te has sentido identificado con la historia de Sergio y te gustaría llegar tan lejos como él lo ha hecho? ¡Hazlo! Comienza tu carrera profesional en hostelería con formación de calidad que te abra las puertas del mercado laboral ¡Consulta las características de nuestro Curso de Cocinero Profesional y despega!