Publicado el 21 septiembre de 2015 a las 9:59 am, por

Aunque sabemos que la pedagogía es una ciencia que estudia la Educación, son muchos los interrogantes que hay en torno a esta disciplina. Para conocer más sobre esta ciencia, hablamos con Ana Serrano, docente de Grupo Aranda Formación Licenciada en Pedagogía por la Universidad de Málaga con amplia experiencia docente en formación para el empleo de diversas áreas.

¿Qué tiene el mundo de la pedagogía que te hace tan feliz?

Los primeros días que comencé los estudios universitarios uno de los profesores que impartían clase definió la pedagogía como “el arte de enseñar”. Esas palabras se grabaron para siempre en mi mente y fueron las causantes de “engancharme” al mundo de la pedagogía. Ver el mundo de la enseñanza como un arte implica crear, reelaborar, imaginar, innovar…al fin y al cabo realizar una actividad con esmero y dedicación. Esa faceta de “arte” es lo que me hace tan feliz.

¿Qué cualidades crees que tiene que tener un buen pedagogo?

A lo largo de la historia de la pedagogía han existido muchas teorías las cuales determinan una serie de cualidades, pero para mí la teoría con la que me siento más identificada es la escuela nueva, escuela activa. Esta corriente pone al alumno en el centro, todo gira en torno a él, es decir, aquí el buen pedagogo sería aquel que es capaz de analizar las características del alumno para cubrir esas necesidades, aquel capaz de ponerse al nivel del alumnado.

¿Qué sistemas educativos de Europa crees que podrían servir de modelo para mejorar el sistema educativo español?

Cualquier sistema educativo debe hacer un análisis de sus necesidades para poder cubrirlas, por tanto no creo que haya un sistema educativo “ideal”.

En los resultados escolares influyen factores tan diversos como procedencia del alumnado, nivel cultural de la familia, nivel económico, motivación, mercado laboral y un largo etcétera. Lo que sí está claro es que para que los resultados se optimicen es necesaria la formación continua del profesorado, seguimiento y evaluación de las políticas educativas y por supuesto, adaptación al alumnado.

Desde tu faceta como profesora del Grupo Aranda Formación, ¿qué te aporta trabajar en el mundo de la formación como profesora?

La enseñanza siempre me ha gustado por lo que poner en práctica mis teorías pedagógicas es algo que me apasiona. Ser capaz de motivar a un alumno/a que no quiere estudiar, conseguir que un alumno/a comprenda cosas que le parecían imposibles entender, hacer fácil lo difícil, porque al final, como bien decía Albert Einstein: “Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender”

¿Cómo de importante crees que es la formación hoy en día para incorporarse al mundo laboral?

La formación es importante no sólo para incorporarse al mundo laboral sino para todas las facetas de la vida. Yo pienso que tener formación es tener alas para poder volar. Hoy en día sabemos lo difícil que es encontrar un trabajo, por tanto cuanta más formación tengamos más fácil será encontrar el ansiado puesto. No sólo formación teórica con un título, sino también la formación que te puedan aportar unas buenas prácticas en empresas.

¿Qué buscan los estudiantes que asisten a tus clases?

A nuestro centro llegan alumnos/as de muy diversas procedencias pero hay un gran número que lleva mucho tiempo sin estudiar, que no tiene hábito de estudio, que nunca han sabido hacer un resumen, un esquema, etc. Ser un mero transmisor de información en nuestros días no funciona. Puedes encontrar cursos, documentación, textos enteros de manera gratuita en internet pero el llegar a tener un aprendizaje significativo en una determinada materia implica algo más. Quizás en mis clases yo les doy un giro e intento que ellos mismos consigan aprender. El “aprender a aprender” es fundamental, el conseguir tus propias técnicas de estudio, el hacerles ver que cada uno tiene sus características y nosotros nos adaptamos a ellas. Eso es lo que les ofrezco.

Para despedirnos, ¿le podrías dar un consejo a una persona que duda sobre si estudiar o no?

En cuestión de estudio: NO CABE LA DUDA. Es fundamental para conseguir nuestros objetivos tener una formación previa que nos faculte para desarrollar la actividad que perseguimos. Mi consejo: estudiar siempre, valorando tus motivaciones, tus gustos, debe ser algo que no venga impuesto, y recordar siempre que toda meta pasa por un camino de formación.

¿Saber qué piensan los especialistas te parece interesante? En nuestra sección de “Los profes opinan” podrás disfrutar de las opiniones sobre temas de lo más actuales. ¡El saber no ocupa lugar!