Publicado el 31 octubre de 2017 a las 11:22 am, por

Para celebrar Halloween de una forma muy especial, y además de sana y nutritiva, desde la Escuela de Hostelería Aranda Formación os queremos dejar una receta perfecta para esta ocasión: ¡pizza de calabaza!

La calabaza es una verdura baja en calorías y reducida en carbohidratos y grasa.  Contiene vitaminas A y C básicamente, además de las vitaminas E y las del grupo B (entre ellas, el ácido fólico) ¿quién se puede resistir a una elaboración así de deliciosa? ¡Desde el Curso de Cocinero Profesional os dejamos una elaboración que encantará a grandes y pequeños!

Aquí os dejamos los pasos que tenéis que seguir para que consigáis una pizza terroríficamente ¡deliciosa!

Elaboración de la masa

Ingredientes:

400 gramos de harina de trigo

1 cucharadita de levadura

200 ml de agua

Una pizca de sal

Una pizca de azúcar

2 cucharadas de aceite

Modo de preparación de la masa:

Mezclar la levadura, agua, las 2 cucharadas de aceite y revolver para incorporar la harina de trigo poco a poco. Agrega también la pizca de sal y de azúcar.

Amasar durante varios minutos hasta que tenga consistencia y quede con una textura compacta. Retirar la masa durante 1 hora tapada en un paño de tela oscuro para provocar que la levadura actúe.

Para finalizar, espolvorear con un poco de harina la masa y dale forma redonda para poder colocar los ingredientes en la parte superior.

Ingredientes:

400 gr de calabaza horneada y sin piel

50 gramos de de queso rallado

100 gramos de tomate frito

Aceitunas negras al gusto

Pasos:

  1. Precalentar el horno a 225 grados.
  2. Rallar la calabaza y escurrir hasta que desaparezca el excedente de agua.
  3. Mezclar la calabaza con el tomate frito hasta que quede una mezcla homogénea.
  4. Colocar sobre la masa de pizza la mezcla resultante de la calabaza y el tomate, y colocar el queso rallado en forma de “tela de araña”.
  5. Hacer una “araña” con una aceituna negra. Para ello tenemos que cortar una aceituna negra en dos mitades utilizando una de ellas como “cuerpo de la araña” y cortando la otra mitad en finos bastones para que simulen las patas. Se pueden poner tantas “arañas” deseemos´
  6. Meter en el horno durante 15 minutos

 

¡Y así ya tendremos una riquísima pizza lista para comer! ¡Bon appétit!