Publicado el 3 diciembre de 2015 a las 10:01 am, por

A veces tardamos más tiempo del que nos gustaría en decidir en qué sector profesional somos más felices trabajando, pero como muy bien dice el refrán “más vale tarde que nunca”. Este es el caso de nuestra alumna de la Escuela de Veterinaria de Grupo Aranda Formación, Marta Hernández Belchi, que antes de formarse en su gran pasión (los animales) estudió una carrera universitaria. Dedicarnos a lo que nos gusta nos da fuerza para conseguir nuestros objetivos ¡Aquí tenemos el ejemplo!

¿Cuándo te diste cuenta que trabajar con animales era tu pasión?

Desde que era pequeña siempre me han gustado los animales aunque en un principio decidí estudiar la Licenciatura de Lengua y Literatura Española y al ver que no encontraba trabajo, pensé qué era lo que más me gustaba y decidí hacer el Curso de Auxiliar Técnico Veterinario.

¿Por qué decidiste formarte en el Grupo Aranda Formación?

Estaba muy cerca de mi casa, de precio estaba muy bien y el horario me gustaba. Miré en internet y vi otras escuelas pero me decanté por Aranda Formación.

¿Qué es lo que más te está gustando de estudiar el Curso de Auxiliar Técnico de Veterinaria en Grupo Aranda Formación?

Se aprende mucho. Es muy bueno ver cómo te van explicando y lo vas entendiendo sin problemas.

¿Cómo has sido la relación con el personal de la escuela?

Mi relación ha sido muy buena tanto con los profesores como con el equipo de administración.

Actualmente estás haciendo las prácticas del curso en Mascotas Moeli ¿cómo está siendo la experiencia?

Buenísima. La parte negativa es que ves casos, tanto de perros como de gatos, con comportamientos un poco complicados. En la empresa hay muy buen ambiente entre el personal que trabaja aquí y estoy aprendiendo mucho.

¿Qué es lo que destacarías de esta parte de la formación?

Lo que se aprende. Creo que no tiene nada que ver la teoría con la práctica. La parte práctica es necesaria. La teoría es necesaria porque gracias a saber la teoría puedes interpretar partes del trabajo como por ejemplo cuando un animal está en la mesa de operación y ves el ritmo cardiaco en el monitor, gracias a la teoría sabes qué significa cada valor.

¿Crees que estar realizando una parte práctica en el Curso de Auxiliar Técnico Veterinario va a incrementar las posibilidades de encontrar un empleo?

Sí. No lo mismo saber cómo se hace a haberlo hecho, por ejemplo no es lo mismo saber cómo poner suero a un animal desde un punto de vista teórico a saber cómo se pone realmente, porque lo has practicado. Las prácticas te abren muchas puertas.

Si eres de esas personas que saben muy bien lo que quieren pero no saber qué camino seguir para conseguirlo, visita nuestra web y descubrirán un amplia abanico de cursos en los que te podrás formar y por fin, trabajar en lo que te gusta.