Publicado el 20 Julio de 2016 a las 2:22 pm, por

Cada vez son más las personas que buscan soluciones para conciliar su vida personal con la laboral. Un ejemplo de ello es Mª Mercedes del Amo Utrilla, una alumna del Curso de Monitor de Comedores Escolares, que gracias a la formación recibida ha podido disfrutar de varias oportunidades laborales adaptadas a su situación personal.

¿Cuándo te diste cuenta que querías dedicarte al mundo de la formación?

Mi objetivo era compatibilizar mi vida laboral con mi vida privada por eso decidí formarme como monitora de comedor escolar. Tiene un horario muy bueno para poder compatibilizar todo.

¿Qué bases tiene que tener desde tu punto de vista una buena educación nutricional en un comedor escolar?

Tiene que contener un poco de todo: verduras, legumbres, carne roja y carne blanca… Es importante que no contenga demasiados azúcares o grasas, y utilizar aceite de oliva.

Hiciste en la Escuela de Formadores de Aranda Formación el Curso de Monitor de Comedores Escolares, ¿por qué lo hiciste con nosotros?

Lo que más me gustó de la escuela es la flexibilidad de horarios. Cuando lo estudié, mi hija era pequeña y necesitaba tener cierto margen en los momentos en que se pusiera enferma. Otra cosa que me ayudó a decidirme por Grupo Aranda Formación es que yo me marcaba los tiempos, si estudiaba mucho terminaba antes.

¿Cómo valorarías el curso y qué fue lo que más te gustó?

Lo que más me gustó del curso es que te dan la posibilidad de hacer prácticas profesionales. En mi caso, en este sector no tenía experiencia y necesitaba hacer prácticas. Creo que las prácticas, junto a un currículum bien estructurado, me han abierto muchas puertas.

Hiciste las prácticas profesionales del curso en el Colegio Público Agustín Argüelles, ¿cómo fue tu experiencia y hasta qué punto crees que son importantes las prácticas en el ámbito formativo?

Creo que las prácticas son fundamentales. Mi experiencia fue muy buena y las valoraciones que me pusieron fueron muy altas. Salí muy contenta y satisfecha tanto con el personal laboral como la directora.

Fuiste contratada en el Colegio Público Daniel Martín como monitora de comedor, ¿cómo describirías esta oportunidad laboral?

Antes de trabajar en este colegio de Alcorcón, comencé en otro colegio de Parla. Recuerdo cambié de trabajo porque me ofrecieron más horas y estaba más cerca de mi domicilio ¡no me lo pensé! Encajé perfectamente.

Para despedirnos, ¿cómo crees que debe ser un buen monitor de comedores escolares?

Pienso que tiene que tener los conocimientos necesarios y saber tratar a los niños. Creo que tienes que tener mucha paciencia, ser cariñosa y a la vez firme.

Si como Mercedes quieres formarte con un horario flexible, aprender de especialistas, realizar prácticas profesionales cuando finalices la parte teórica de curso… ¿a qué esperas? ¡Infórmate sin compromiso sobre nuestro Curso de Monitor de Comedores Escolares!